Click here
Más Features

El fin de la vía (8) | El fin de la vía (7) | El fin de la vía (6) | El fin de la vía (5) | El fin de la vía (4) | El fin de la vía (3) | El fin de la vía (2) | El fin de la vía (1) | Néstor Kirchner, la (primera) película | Renuncio | Graciela Bevacqua | Testamento: 4.2 Memoria y Condición Humana |







Diario del Mundial # 11.2

19 06 2006 - 11:44

Lunes 19 de junio. 15.30 hs.

1. A los dos minutos de Ucrania (4) – Arabia Saudita (0), el arquero saudí Zaid quiso pasarle la pelota a un compañero, se resbaló y terminó cediendo un corner cuya ejecución derivó en otro corner. Cuando vino el centro, un defensor se resbaló también y el zaguero ucraniano Rusol le pegó con la rodilla. La pelota pasó entre las piernas del arquero y Ucrania pasó a ganar. Había recuperado la suerte.

2. En una tarde de lluvia, tanto en San Clemente como en Hamburgo, los resbalones continuaron, entre ellos el del arquero en el segundo gol, pero también de delanteros ucranios en el área, confirmando que los campos de juego de Alemania 2006 son una trampa para futbolistas.

3. Pero los árabes patinaron también cuando no resbalaban. Contra Túnez habían mostrado algunos nombres destacados y chispas de buen juego asociado. Hoy no hubo nada de eso. Fueron un equipo perdido en la cancha, desmoralizado y errático.

4. Ucrania, en cambio, dio una imagen positiva. A diferencia de otros equipos, no se conformó con una ventaja temprana y siguió atacando. Más por orgullo que por cálculo de las posiciones, salió a golear y lo consiguió. Ocupó el campo contrario, atacó con mucha gente, empezó tratando de ganar de aire y terminó tirando paredes en el área. Voronin, Rebrov, Shevchenko (que logró su anisado gol), Kalininchenko, Gusev y los otros jugaron un muy buen partido, apabullaron a Arabia Saudita y salvaron el honor de la catástrofe contra España. Pudieron haber sido diez goles.

5. De modo que los calificativos de “murga impresentable” y “peor equipo del mundial” que les dispensó Alejandro Fabbri en el partido anterior, resultaron falaces. Dado que es un profesional, debería pedir disculpas.

6. Dirigió el árbitro inglés Graham Poll, el que se ríe todo el tiempo como una hiena. Ya descubrí cuál es el problema de este tipo: es un megalómano. Cree que no solo es el réferi sino el conductor del partido. Tanto puede insistir en que una infracción en defensa se patee del lugar exacto, como anular un gol legítimo porque se lesionó el arquero, tanto puede amonestar por nada (fueron seis) como no amonestar por algo. Poll actúa con una arbitrariedad casi insólita. En un momento, un defensor saudí llevaba la pelota en su campo. Poll hizo sonar el silbato parando el partido. Fue hacia la pelota, la tomó en sus manos y se la devolvió al jugador que reanudó su avance. No recuerdo haber visto algo así. ¿Qué diablos cobró? Aparentemente, paró el juego para ver si la pelota estaba bien y luego dio un pique al que solo invitó a participar al árabe. Otra cosa no se me ocurre. Pero lo hizo como si tuviera un poder omnímodo, más allá de las reglas. Un personaje peligroso.

Esta nota es parte de la Cobertura Obsesiva de Alemania 2006, a cargo de Quintín.


————————————

Del mismo autor:
Ultimas obsesiones
Fútbol por TV #9
Fútbol por TV #8
Fútbol por TV #7
Fútbol por TV #6
Fútbol por TV #5
Fútbol por TV #4
Fútbol por TV #3
Fútbol por TV #2
Fútbol por TV