Click here
Más Features

El fin de la vía (8) | El fin de la vía (7) | El fin de la vía (6) | El fin de la vía (5) | El fin de la vía (4) | El fin de la vía (3) | El fin de la vía (2) | El fin de la vía (1) | Néstor Kirchner, la (primera) película | Renuncio | Graciela Bevacqua | Testamento: 4.2 Memoria y Condición Humana |







Diario del Mundial # 13.1

21 06 2006 - 12:02

Jueves 21 de junio. 15.30 hs.

Reapareció el agente JB, que no se reportaba desde el Bafici, para informar que los únicos enviados del canal siete a Alemania se llaman Triburzi y Kufner y que Pogani, Greta (que se llama Greta Rodríguez) y Di Claudio transmiten desde Buenos Aires. Sigue abierto, entonces, el misterio de la ausencia del relator frente a las cámaras. Pero hay otro misterio más grande: por qué los canales que transmiten los partidos desde un estudio en Munich no dejaron a los comentaristas en la Argentina con el consiguiente ahorro. No parece haber ninguna diferencia.

2. Hablando de transmisiones, el lector Adrián Savino nos informa que con una placa de video en la computadora se pueden ver los partidos en internet. Dice: “Ayer vi Alemania-Ecuador por un canal dominicano: me enteré de que allá al árbitro le dicen profesor.” Si la imagen es buena y se puede elegir cada día una emisión distinta, esta puede ser una muy buena experiencia. Pero no tengo placa de video.

3. Portugal (2) – México (1) fue un partido muy raro. Después de ver al técnico argenmex Lavolpe mentir con descaro y prepotencia en sus conferencias de prensa como si fuera un Ministro del Interior, tenía ganas de que, con una manito de Angola, los mexicanos (que hasta aquí habían jugado muy mal) se quedaran afuera.

4. Portugal le dio descanso a varios de sus titulares (Deco, Pauleta, Cristiano Ronaldo) y Figo se tomó el descanso dentro de la cancha. Pero los reemplazantes salieron con ganas, especialmente Maniche y Simao. En los primeros minutos, los portugueses le ahogaron la salida a México y atacaron con mucha profundidad. A los cinco Portugal ya ganaba uno a cero. En México cundió el pánico. No hacía pie y Portugal creaba peligro en cada avance. Los nervios de los mexicanos eran tales que su jugador de más experiencia internacional, Rafa Márquez, cometió un penal infantil, pegándole un manotazo a la pelota en un corner. Simao pateó el penal, fue gol y, durante unos minutos, México estuvo al borde de la catástrofe. Portugal se perdió el tercero y, en cada jugada, los jugadores mexicanos se hacían amonestar. Había olor a goleada.

5. Pero Pavel Pardo no perdió la calma y siguió pateando con frialdad y precisión las pelotas detenidas. Primero fue un tiro libre que no entró de milagro y, del corner consiguiente, Fonseca convirtió muy bien de cabeza. Ahí empezó otro partido. México se soltó por primera vez en el campeonato y, por primera vez también, pareció que sus jugadores no eran ajenos al fútbol. Con la moral en alto, pasó a dominar y a crear frecuentes situaciones de gol.

6. En el segundo tiempo, la entrada de Zinha le dio todavía más juego y el empate estaba al caer. Pero a los diez minutos, el partido sufrió otro vuelco anímico. El árbitro eslovaco Lubos Michel, en uno de los fallos más canallescos y burdamente compensatorios del torneo, le cobró penal a un portugués al que la pelota, a la que no veía y tenía en la espalda, le pegó en la mano casualmente. Pateó Bravo y la tiró a la tribuna. Una ola de frío recorrió a los hinchas mexicanos. Para colmo, cinco minutos más tarde, Luis Pérez entro al área y cayó al suelo con la pelota entre las piernas. No fue penal, pero tampoco está claro que se haya tirado y no resbalado (más con estas canchas). Pero en otro abuso del reglamento, Michel le mostró la amarilla (fueron nueve) y le agregó la roja porque era la segunda. Otra vez la arbitrariedad arbitral: minutos más tarde, franco se zambulló ostensiblemente en el área, pero Michel no lo amonestó.

7. Pero a Portugal no le quedaba demasiado resto y México no sintió la inferioridad numérica. Fue un partido parejo hasta el final, en el que los dos pudieron convertir. En el balance, México mejoró con la derrota respecto de la victoria y el empate de los dos primeros partidos. El potencial de Portugal sigue siendo dudoso, aun con tres victorias. No parece que ninguno de los dos le pueda ganar a Argentina en los octavos de final.

Esta nota es parte de la Cobertura Obsesiva de Alemania 2006, a cargo de Quintín.


————————————

Del mismo autor:
Ultimas obsesiones
Fútbol por TV #9
Fútbol por TV #8
Fútbol por TV #7
Fútbol por TV #6
Fútbol por TV #5
Fútbol por TV #4
Fútbol por TV #3
Fútbol por TV #2
Fútbol por TV