Click here
Más Features

El fin de la vía (8) | El fin de la vía (7) | El fin de la vía (6) | El fin de la vía (5) | El fin de la vía (4) | El fin de la vía (3) | El fin de la vía (2) | El fin de la vía (1) | Néstor Kirchner, la (primera) película | Renuncio | Graciela Bevacqua | Testamento: 4.2 Memoria y Condición Humana |







Diario del Mundial # 14.1

22 06 2006 - 10:26

Jueves 22 de junio. 14 hs.

1. Después de Italia (2) – República Checa (0) no tengo más remedio que rendirme ante la evidencia. Los conjuros no dan resultados y los italianos son un equipo cada vez más temible. Hoy jugaron un muy buen partido y liquidaron a los checos casi sin esfuerzo.

2. El técnico checo decidió finalmente que no era bueno jugar con un tronco como Lokvenc y apresuró el debut de Milan Baros que demostró estar bastante fuera de forma. Pero un empate los dejaba probablemente afuera, así que había que jugarse todo. Pero en el banco, los checos no tenían nada. De los suplentes que entraron a lo largo de los tres partidos, el más destacado resultó Jiri Satjner, un pelado con pinta de jubilado pero con cierta inteligencia para jugar. Los otros mostraron una torpeza llamativa. Uno de ellos, uno alto con el número 19 de apellido Polak, hoy entró también desde el principio. No logré entender de qué jugaba, pero antes de terminar el primer tiempo había hecho un par de fouls lo suficientemente fuertes como para recibir dos amarilla e irse expulsado.

3. A esa altura los checos ya perdían uno a cero y los italianos demostraban una vez más su suerte. A los quince minutos perdieron por lesión (otra más!) a Nesta, un muy buen defensor y fue reemplazado por el grandote Materazzi. Diez minutos más tarde, Materazzi cabeceaba un corner con gran estilo y convertía el primer gol. Los checos jugaron un primer tiempo aceptable. Arrancaron dominando, siguieron bastante bien después del gol hasta que la expulsión los mató. Hasta los treinta del segundo tiempo seguían atacando porque, hasta que se cansó, Pavel Nedved hizo un partido excelente, desdoblándose en defensa y ataque. Pero con Rosicky borrado (parece que se achica en las malas) y Baros aislado adelante no alcanzó. Los checos salían jugando con estilo, como si se tuvieran confianza, pero se diluían adelante.

4. En buena medida porque los italianos se encargaron de controlarlos. Lippi decidió volver a las fuentes y jugar con un solo punta, Gilardino, el que parecía menos bruto y el que había hecho un gol. Después de todo, es mejor tener un tronco en la cancha que dos. Pero no es que entró Del Piero o algún otro jugador creativo (tampoco los hay entre los suplentes), sino que se alinearon en el medio dos perros de presa como Gattuso y Camoranesi (curiosamente, ninguno de los dos arrancó el primer partido). Camoranesi corrió mucho, fue útil en la defensa, pero jugó mal la pelota cada vez que llegó cerca del área. Gattuso, en cambio, hizo un partidazo, con un despliegue parejo al de Nedved, pero terminó entero.

5. Italia hizo valer el hombre de más y manejó brillantemente el segundo tiempo. Hizo lo que correspondía: no salió a defender el resultado sino aumentarlo. En la primera media hora de esa etapa, le sacó la pelota a los checos, adelantó un poco a Pirlo y atacó con peligro, a pesar de que Totti no está a pleno y resolvió mal varias veces. Después, cuando los adversarios estaban agotados, hizo entrar a Filippo Inzaghi (un goleador más fino y más veloz que Gilardino), espero más atrás y, de contragolpe, definió el partido.

6. El juez Archundia (no el mexicano obsesivo sino el cuerdo) dirigió otra vez muy bien, sin hacerse notar. Apenas sacó tres tarjetas amarillas y ninguna en el segundo tiempo.

Esta nota es parte de la Cobertura Obsesiva de Alemania 2006, a cargo de Quintín.


————————————

Del mismo autor:
Ultimas obsesiones
Fútbol por TV #9
Fútbol por TV #8
Fútbol por TV #7
Fútbol por TV #6
Fútbol por TV #5
Fútbol por TV #4
Fútbol por TV #3
Fútbol por TV #2
Fútbol por TV