Click here
Más Features

El fin de la vía (8) | El fin de la vía (7) | El fin de la vía (6) | El fin de la vía (5) | El fin de la vía (4) | El fin de la vía (3) | El fin de la vía (2) | El fin de la vía (1) | Néstor Kirchner, la (primera) película | Renuncio | Graciela Bevacqua | Testamento: 4.2 Memoria y Condición Humana |







Diario del Mundial # 15.1

23 06 2006 - 12:13

Viernes 23 de junio. 15.30 hs.

1. Elegir qué partido ver en directo entre entre Ucrania (1) – Túnez (0) y España (1) – Arabia Saudita (0) no fue fácil. Los dos pintaban mal y fueron malos. Después del empate entre tunecinos y saudíes, ya habíamos supuesto que ninguno de los dos volvería a ganar un solo punto. Me decidí por el primero porque se jugaban la clasificación y porque los españoles anunciaron que saldrían con once suplentes, faltándole así el respeto al público.

2. En el entretiempo, recibí un mail de Jorge Belaunzarán (las iniciales son JB, pero no confundir con el agente homónimo) que, entre otras cosas dice así: “A qué juegan? Y bueno, juegan a que hacen las veces de (como decía Muñoz); uno hace las veces de equipo que quiere pero no puede y el otro de que puede pero no quiere (para usar otro lugar común). En realidad Túnez sabe que se va y Ucrania que se queda. No hay partido, hay simulacro (otra palabrita de la sociología actual).”

3. No sé si fue eso o que no quieren más. Los tunecinos fueron, todo el campeonato (salvo un rato contra España), no solo un mal equipo sino un equipo irritado, molesto de estar en el mundial. Hoy, su goleador Jaziri se hizo expulsar en el primer tiempo como para ir a bañarse más rápido. Los ucranianos tampoco las tienen consigo. Todos tenían calor, también se querían ir y pasar a otra cosa.

4. Es curioso como Brasil, por ejemplo, usó ayer el partido para dar una exhibición y los australianos para dejar la vida mientras que estos equipos sólo penaron en la cancha e hicieron penar a los espectadores. Creo que no hay resto físico en un buen número de las selecciones del mundial, incluidas algunas que siguen adelante. Pero tampoco hay moral de deportistas en estos equipos de medio pelo. El mundial los supera, aunque las razones no estén para mí del todo claras.

5. Lo de España no fue mucho mejor y también tuvo aire a simulacro. Los suplentes jugaron con suficiencia y ni siquiera con ganas sino más bien con un aire de: “Je, tener que estar en este equipo de matungos, yo que debería ser titular indiscutible”. Se notó especialmente en las caras y las actitudes de Reyes, de Joaquín y de Villa, los tres delanteros. No mostraban ninguna alegría de jugar, estaban mufaditos. Pudieron ganar por más goles, pero en ningún momento dejaron de tomarse el partido como un entrenamiento.

6. Esta tercera ronda trajo así varias clases de partidos. Los reales (Brasil-Japón), los amistosos (Argentina-Holanda), los de exhibición (Alemania-Ecuador), los de entrenamiento (España-Arabia Saudita), los simulacros (Ucrania-Túnez) y los hiperreales (Australia-Croacia).

7. Arabia Saudita fue menos peor que Túnez. Al menos parecía que cuando tocaban la pelota lo hacían con cierta elegancia, especialmente el número 8 Noor. También atajó muy bien el arquero Zayed, aunque Fabbri dice que fue el peor del torneo. El resto del equipo se veía limitado pero respetuoso del fútbol. Los tunecinos directamente parecían tenerle bronca. Su mejor y casi único jugador fue, otra vez, el marcador de punta Trabelsi.

8. La nota saliente de la jornada fue el árbitro paraguayo Amarilla que inventó el penal que le dio el triunfo a Ucrania. Schevchenko hizo chocar los tacos, se tiró a la pileta y el juez pitó. Es curioso que en estos días los relatores hablan de lo malos que son los arbitrajes. Se acordaron tarde.

Esta nota es parte de la Cobertura Obsesiva de Alemania 2006, a cargo de Quintín.


————————————

Del mismo autor:
Ultimas obsesiones
Fútbol por TV #9
Fútbol por TV #8
Fútbol por TV #7
Fútbol por TV #6
Fútbol por TV #5
Fútbol por TV #4
Fútbol por TV #3
Fútbol por TV #2
Fútbol por TV