Click here
Más Features

El fin de la vía (8) | El fin de la vía (7) | El fin de la vía (6) | El fin de la vía (5) | El fin de la vía (4) | El fin de la vía (3) | El fin de la vía (2) | El fin de la vía (1) | Néstor Kirchner, la (primera) película | Renuncio | Graciela Bevacqua | Testamento: 4.2 Memoria y Condición Humana |







Diario del Mundial # 17.1

25 06 2006 - 10:57

Domingo 25 de junio. 14.30 hs.

1. Inglaterra no solía llegar muy lejos en los mundiales, pero siempre daba espectáculo. Desde que tiene a este sueco de técnico, se ha convertido en uno de los equipos más amarretes, más sórdidos. Cuanto más siguen adelante estos equipos, más aumenta mi antipatía por ellos. Vi Inglaterra (1) – Ecuador (0) con la esperanza de que los ecuatorianos se dieran cuenta de que los ingleses eran malos y los echaran.

2. Pero no fue así. Ecuador ya había hecho una macana desde el punto de vista anímico el otro día, jugando sin ninguna entrega contra Alemania, aceptando mansamente la derrota con la excusa de que el resultado no era importante. Pero se empieza por regalar un partido y se sale achicado al siguiente. Para colmo, a los 11 minutos, Carlos Tenorio se perdió lo que hasta ahora fue el mejor (o el peor) gol errado del campeonato. La defensa inglesa se equivocó, quedo solo, la paró, apuntó y fusiló al arquero. Pero se demoró lo suficiente como para que Ashley Cole (uno que Pons dice que es nulo en defensa) volara y alcanzara a desviar la pelota al travesaño. Era imposible no temer que esa sería la única oportunidad de Ecuador. Pero así fue.

3. Inglaterra dejó afuera a la jirafa Crouch y, como si el medio campo de Ecuador fuera de otro planeta salió con cinco mediocampistas con la idea de dejarlo a Rooney solo arriba para que se arregle. Para colmo, Joe Cole estaba en un día opaco. Así que la defensa ecuatoriana, en la que se lució Iván Hurtado, pasó una tarde tranquila. Lástima que Ecuador no tuviera la convicción de salir a ganarles a los ingleses. Son un equipo muy malo, que aísla a sus jugadores, abusa del pelotazo y juega con excesivas preacuciones.

4. Cuando todo apuntaba al alargue y, por qué no, a los penales, Beckham embocó un tiro libre que el arquero tocó y casi desvía. Era la primera oportunidad inglesa, con la suerte opuesta a la de los ecuatorianos en el primer tiempo. Y eso fue todo. Ecuador no reaccionó y se resignó a irse abúlicamente del campeonato. A esta altura, vista la bajísima performance de los equipos chicos, hay que concluir que el mundial es demasiado: su marco mediático apabulla a los jugadores. Otra vez se vio el simulacro de Belaunzarán: uno que sabe que se va y el otro que se queda, pero simulan que están disputando un partido.

5. El árbitro belga De Bleeckere se las arregló para sacar seis amarillas y equivocarse en varias infracciones (entre ellas la que dio lugar al gol inglés, creo, porque no la repitieron). Dos de las tarjetas (las correctas) fueron para jugadores ingleses por perder tiempo, lo que habla de la degradación futbolística del país del fair play.

6. Unas cuestiones atrasadas. Ayer se discutía si el primer gol argentino había sido de Crespo o de Borgetti en contra. Para mí fue de Crespo, pero con toda la fabulosa tecnología disponible no hubo una cámara que tomara bien la jugada. Por lo menos, hasta ayer a la noche no la habían encontrado.

7. Insisto. Los diarios dicen que Riquelme jugó mal. Jugó bien.

8. Viendo las insoportables coberturas televisivas de anoche tuve una especie de revelación sombría. El principal objetivo de los cientos de cronistas enviados a Alemania es entrevistar hinchas festejando con declaraciones tan interesantes como “No sabés la cerveza que me tomé, papá.” Dado que en unos días empezarán los campeonatos locales, temo una epidemia de programas dedicados a las celebraciones de cada uno de los equipos de cada una de las divisiones de la AFA, una especie de El aguante ampliado, el programa ya dedicado a esos menesteres. ¿O será que por estar en Alemania estos hinchas, en nada diferentes a los domésticos, son una especie de barras bravas VIP?

Esta nota es parte de la Cobertura Obsesiva de Alemania 2006, a cargo de Quintín.


————————————

Del mismo autor:
Ultimas obsesiones
Fútbol por TV #9
Fútbol por TV #8
Fútbol por TV #7
Fútbol por TV #6
Fútbol por TV #5
Fútbol por TV #4
Fútbol por TV #3
Fútbol por TV #2
Fútbol por TV