Click here
Más Features

El fin de la vía (8) | El fin de la vía (7) | El fin de la vía (6) | El fin de la vía (5) | El fin de la vía (4) | El fin de la vía (3) | El fin de la vía (2) | El fin de la vía (1) | Néstor Kirchner, la (primera) película | Renuncio | Graciela Bevacqua | Testamento: 4.2 Memoria y Condición Humana |









10 10 2004 - 02:17

Una ventaja de la vida nómade es tener gente que te hace research en todos lados. A propósito de The Envelope, Melina Furman me educa desde New York:

“Push the envelope” is now used figuratively to mean “stretch the boundaries”. (The image is not of pushing a mailing envelope across a desk: those who push this sort of envelope do it from within. Cf. “pressing the limits”.) On its AOL message board, Merriam-Webster Editorial Department wrote: “A sentence we spotted in a 1991 issue of the Wall Street Journal provides a typical example of the use of the phrase [...]: ‘Ads…seem to be pushing the envelope of taste every day.’ ‘Push the envelope’ in this sense is a very recent arrival on the scene, dating only from 1988 according to the evidence in our files.

Parece que la frase aparece inicialmente en el mundo de la aviación e incluso en The Right Stuff, la notable película de Kaufmann (el otro Kaufmann) en la cual Sam Shepard rompía la barrera del sonido.

Recibo lo de arriba escuchando Bob Dylan, frente a la chimenea encendida en un castillo alemán del Siglo VI, en el medio del bosque, ¿y de qué hablo? Del peronismo. ¿Puede ser? Oldest trick in the book, atajarse antes de hacer lo que se ataca en otros; Bruschtein publica una nota de opinión que marca el momento seminal en el cual demostramos fehacientemente habernos ocupado antes y mejor de algo que ellos. Ellos being la Prensa Ñoña.

Ñoña, con eñe, como el suplemento de Clarín. Es interesante (si uno está de humor) el recuadrito de Kirschbaum en Clarín de hoy, en el cual se jacta de acercar “veces complejos en forma inteligible a una masa.” De lectores. El bold es de él. Porque inteligible es importante, ¿entiende?. “La inteligencia” también, y por eso va en bold.

Es notable como Kirschbaum se las arregla para hacer el ridículo en tan poco espacio. Hablando siempre de la ñeñe, (el suplemento cultural, er, n-a-c-i-o-n-a-l-l-l-l) asegura “no escuchar lo que Bedoian denomina ‘coros mínimos que siempre hablan de lo mismo, es decir de sí mismos’. ¿Quién es Bedoian? Qué se yo. Dadas mis circunstancias tampoco me voy a pasar la noche leyendo Clarín. Ya haré los deberes. Por ahora me resulta más importante averiguar adónde están los “coros mínimos”. Aunque también somos mínimos y hablamos mucho de nosotros mismos, estoy seguro de que no se refiere a nosotros, y no estaría mal conocer a los otros.

Anyway, hay coritos. ¿Por qué es Clarín sordo a los coritos? “Porque creemos de verdad que el periodismo debe ser accesible a la mayoría de los lectores. Accesible en bold. Porque accesible es importante, ¿entiende?. “Ser creativos” también, y por eso va en bold.

Al menos, concedamos algo, Kisrchbaum nos ofrece un lapsus de honestidad cuando confiesa que en Clarín los errores no se cometen: se “tienen”.

Lo peor para el final: el Subcomandante Marcos revela como nunca en qué consiste la etapa superior del guevarismo que pretende encarnar: una versión deslucida y mediática del comportamiento psicopático del maestro, destilado en este caso via clichés de la literatura sudamericana setentista. Nos ocuparemos de eso en cuanto Alemania nos lo permita.


————————————

Del mismo autor:
PS 01
La Educación de Pol Pot
Political Science 3x SOLD OUT
Más vivos que nunca print SOLD OUT
TPP 31 - Las Comunidades Primitivas
El Dream
8. Gracias
TPP 30 - El Circo del Hambre
El Ultimo
Viedma Ayer