Click here
Más Features

El fin de la vía (8) | El fin de la vía (7) | El fin de la vía (6) | El fin de la vía (5) | El fin de la vía (4) | El fin de la vía (3) | El fin de la vía (2) | El fin de la vía (1) | Néstor Kirchner, la (primera) película | Renuncio | Graciela Bevacqua | Testamento: 4.2 Memoria y Condición Humana |







Picando I: Atolladero

17 07 2006 - 09:58

Tres años de gobierno de Kirchner. No tenemos más que felicitarlo. No es una ironía. Todo el mundo lo hace, todos los felicitan siempre por algo. Que sabe construir poder, que ha manejado bien la economía, que la Corte Suprema, que ha reestablecido la autoridad presidencial que bajó la desocupación, me refiero a lo que dicen aquellos que lo detestan, ellos también lo felicitan.

Por otro lado hay quienes nos dicen que existe una Gestapo que de Himmler pasó a manos de Alberto Fernández, y una mafia tenebrosa que maneja un nuevo Supremo. Entre Fontevecchia y Carrió, ni hay tiempo para hacer las valijas.

Reconozco que no es fácil irse a pescar y cortar amarras con la política nacional, es riesgoso, basta ver a nuestro colega de San Clemente, por lo que inevitablemente recaemos en la pregunta por el Ser: ¿a quién votar?

Lo digo así, no porque tengamos elecciones mañana, sino porque no sé de qué otro modo puede simplificarse la fisura que creo que tiene la conciencia desdichada de una buena parte de la ciudadanía, la que no es parte de los 47,5% que aprueban la gestión según datos de Zuleta, Artemio y Petronio.

Votar en blanco es la expresión del estado de nuestra mente, muestra hasta qué punto estamos atrapados. El que vota en blanco, o el que impugna su voto, es igual al ateo pasional que grita que Dios no existe. No sale del tema ni del problema.

Voy a decir lo que pienso: no me banco a Kirchner, pero no porque sea un mal presidente, sino porque no me banco que se robe en nombre de los derechos humanos. No digo que se robe mucho, la verdad es que no sé nada de los montos, pero con el asunto de Maquiavelo que justifica que el dinero sea imprescindible en la política, éstos manejan diez mil millones de dólares en tres años —lo dice su antiguo sostén de la CTA Claudio Lozano— sin dar recibo. Por lo menos Menem se besaba con el Almirante Rojas, se abrazaba con Alsogaray, y decía lo de las relaciones carnales. No usaba las últimas banderas dignas que le quedan a nuestra civilización.

Anibal Fernández, Alberto Idem, De Vido, ellos son los custodios de los derechos humanos. No la Corte Suprema, ni Estela Carlotto.

Hebe de Bonafini, Gelman y otros están librando su guerra mundial: la ETA, Bin Laden, Hezbollah, Fidel, contra Bush, Israel, Zapatero, y el resto del mundo. Poco les va a importar qué hace el presidente con sus nuevas cinco hectáreas recientemente adquiridas en Calafate.

Según los integrantes del mejor programa político de la televisión —me refiero a Brokers, en el 67 de Cablevisión los domingos a las 22.30hs— es para enterrar tesoros ya que desconfía de los bancos. Perdón por la mención de este programa que para muchos lo pagan los “servicios”. Seguramente, la estética de prontuariados de sus integrantes parece sugerirlo, pero, por lo general, la gente de la Side —me imagino, no tengo el gusto— no tiene por qué usar anteojos negros colombianos ni parecer maleantes de la ciudad de Juarez. El día que la producción integre a la Carrió, tiembla Tinelli.

En suma, hay un problema, que no es el de la redistribución de la riqueza ni el de la reforma tributaria que tanto apena a las benditas almas progresistas que le piden al Papa un poquito más de santidad. Mejor dicho, sí, es el de la redistribución de la riqueza, de eso hablábamos.

Y la oposición, o como se llame, es un berenjenal de fracasados y de arribistas, salvo Hermes Binner, el socialista de Santa Fe, la nueva luciérnaga de esta noche oscura.

Termino acá por ahora (es para ir picando), pero habrá más.


————————————

Del mismo autor:
Diccionario político argentino #5
Diccionario político argentino #5
Diccionario político argentino #4
Diccionario político argentino #3
Diccionario político argentino #2
Diccionario político argentino #1
D'Elía-Blumberg
Mariano y el Monseñor
Socialismo hoy y acá
Medio oriente y periodismo (IV)