Click here
Más Features

El fin de la vía (8) | El fin de la vía (7) | El fin de la vía (6) | El fin de la vía (5) | El fin de la vía (4) | El fin de la vía (3) | El fin de la vía (2) | El fin de la vía (1) | Néstor Kirchner, la (primera) película | Renuncio | Graciela Bevacqua | Testamento: 4.2 Memoria y Condición Humana |







Blade Runner in the Past

26 08 2004 - 04:02

Me llamó la atención esto, en el Guardian. Sobre todo teniendo en cuenta que, en términos estrictos, la película tiene mucho más de “fi” que de “sci”.

Hace un par de años vi el corte original, en Los Angeles. El corte original; no la copia de estreno ni la Special Edition ni el Director’s Cut ni ninguna de esas cosas, sino la primera copia, con mezcla provisoria, que Scott tuvo que terminar de apuro para mostrarle a alguien en la Warner, en aquél entonces. Muy interesante, entre otras cosas porque la vimos en el Cinerama Dome — nada del otro mundo en cuanto a tamaño de pantalla (los angelinos entran en un estado de excitación incomprensible al encontrarse con una pantalla que no es mucho más grande que la del Atlas Lavalle) pero es extraño ir a una especie de iglú gigante a ver eso.

La copia (70mm) tenía poco menos de veinte años y en vez de títulos un cartel horrendo que decía “Harrison Ford / Blade Runner”, nada más. Y la música, lo de la música era increíble. A la mitad de la película, a Scott se le acaba la música de Vangelis (que todavía la estaría grabando, andá a saber) y empieza a poner cualquier cosa: David Byrne, Brian Eno, pedazos de bandas de sonido de noirs de los ‘40, música orquestal irreconocible. Raro, realmente. La película en sí no es tan diferente. Las escenas violentas son un poco más explícitas, y más claras—nunca me había gustado el corte del principio, cuando Leon mata al tipo que le hace preguntas, y ahora entendí por qué: le faltaba el plano del muerto Es casi gracioso ahora ver a Pris agarrando a Deckard de los orificios nasales y arrastrándolo por el piso, pero supongo que me hubiera encantado ver eso cuando la vi por primera vez. Insisto en que no se entiende nada sin el Off. Uno entiende porque la vio quinientas veces, pero sino es de una confusión total. Así y todo, por supuesto, sigue siendo lo mejor del mundo.

Un efecto secundario de ver Blade Runner en LA es que te obliga a pensar cómo venimos, en relación al futuro que promete. No me refiero, por supuesto, a una lectura sociológica ni a nada de eso, sino a ver la ciudad y reconocer (o no) la que se ve en Blade Runner. No sé qué va a pasar en veinte años más, todo puede ser, pero lo que me impresionó es ver en la película toda esa gente fumando. Hoy parece impensable poder fumar así en los bares y en los edificios públicos de California. Pero tal vez la generación que viene se rebele, o tal vez la idea acerca del tabaco cambie cuando la gente empiece a emigrar hacia el Off-World.


————————————

Del mismo autor:
PS 01
La Educación de Pol Pot
Political Science 3x SOLD OUT
Más vivos que nunca print SOLD OUT
TPP 31 - Las Comunidades Primitivas
El Dream
8. Gracias
TPP 30 - El Circo del Hambre
El Ultimo
Viedma Ayer