Click here
Más Features

El fin de la vía (8) | El fin de la vía (7) | El fin de la vía (6) | El fin de la vía (5) | El fin de la vía (4) | El fin de la vía (3) | El fin de la vía (2) | El fin de la vía (1) | Néstor Kirchner, la (primera) película | Renuncio | Graciela Bevacqua | Testamento: 4.2 Memoria y Condición Humana |







Marcha de la Bronca

30 08 2004 - 09:49

Marcha: no fui. Me rompí un poco la paciencia de todos estos tipos, creo que es una reacción (en algun punto injustificada, porque los protesters no son lo mismo) al acto de Kerry del otro día en Cooper Union, y a ya casi 4 años de militancia en New York como si fuera el local de Balcarce, esto fuera aquella Buenos Aires y yo tuviera aun 15 años. Eso, sumado a que voy a ir a otras protestas durante la semana. Y eso sumado a que ayer la temperatura no bajó de 80 en todo el día y yo, as always, tenía que preparar la clase. De acá al 23 de diciembre, es posible que si el mundo se acaba durante el fin de semana, me tengan que venir a avisar a Brooklyn.

El clima general es de festejo y rabia (bah, rabia “a-la-americana”) entre los blancos liberales de esta ciudad, las unions, las minorías organizadas, los extranjeros de toda laya, en fin, supongo que la gran mayoría. En el barrio, los dos que colgaron sus banderitas referentes a la marcha son parte del grupo gentrificante que me incluye: una parejita que deben ser diseñadores de algo (por los peinados raros y nuevos) que puso una cosa tipo “make Bush a One Term President”, y la librería de libros usados de la esquina, que ya habia sido sede de una minireunión de MoveOn. Luego, la bodeguita de la otra esquina no se dio por enterada y los diarios que tienen ahí (casi no hay en inglés) creo que no hablaban del tema. Cuando bajé a comprar unas cocas y comida para el gato, me felicitaron en tono irónico por los triunfos en basquet y futbol, pero ni mencionaron que across the river hubiera medio millón de personas de lo mas calientes. Los chinos del otro lado, que tienen su negocio de pollos, patos, conejos and the like (están todos ahi vivitos y los matan a vuestro pedido) estuvieron ahí trabajando como todos los domingos. Nunca nunca nunca los vi decir nada en inglés. Y como yo no hablo chino, las cosas se complican. Mi vecina del piso de abajo y su prole de hijos y nietos, sigue teniendo su bandera de Estados Unidos en la ventana con la banderita de Puerto Rico mas chica atada al palito, y dos posters en memoria a los bomberos y policias de September 11th. No se si votan, ni a quién.

Creo que la marcha estuvo bien y muestra algo interesante: un altísimo nivel de organización de la sociedad civil en este país, completamente subutilizada, y una distancia enorme entre lo que esa gente quiere, organiza, y dice, y los candidatos que terminan teniendo que votar. No hay derecho a que los tipos que organizan una marcha de medio millón de personas contra el poder político mas grande del mundo tengan que terminar votando al pelotudo de Kerry.

Es decir, a mayor nivel de organización de la sociedad civil, más me doy cuenta de lo obvio, de que esta sociedad también es víctima de una asimetría de poder descomunal, de que la democracia debería estar definida no por la existencia de opciones sino por el proceso en el que esas opciones son creadas (o mutiladas), de que la pobre señora de abajo, con su plan de salud que cada vez le cubre menos ahora que se enferma más (esta casi ciega por la diabetes) y los que marcharon ayer horrorizados por el animal que tienen de presidente, son todos súbditos de un sistema de mierda, que les aplica una relación de fuerzas asfixiante como el calor de ayer y del que no pueden zafar. Porque no hablamos de Duhalde y su aparatito del PJ bonaerense, sino de la asociación político económico militar mas grande de la historia de este planeta, de modo que todo se hace medio cuesta arriba.

A lo que voy: en algún punto, estos tipos están más jodidos que nosotros, lo que a la vuelta de las cosas, me da cierta esperanza. America, the land of the free, they say…


————————————

Del mismo autor:
Chacho en el bar
Todo lo que podría entrar en seis sílabas si uno supiera cómo escribirlo
Pirulo, Catrasca y el Presidente Genérico
Ha muerto Leslie Matchbox
Aleluia
Jedwabne
On A Slow Boat from China
40 Millones
Cuadritos y Masitas
dEvolution