Click here
Más Features

El fin de la vía (8) | El fin de la vía (7) | El fin de la vía (6) | El fin de la vía (5) | El fin de la vía (4) | El fin de la vía (3) | El fin de la vía (2) | El fin de la vía (1) | Néstor Kirchner, la (primera) película | Renuncio | Graciela Bevacqua | Testamento: 4.2 Memoria y Condición Humana |









18 04 2005 - 11:53

El daily del viernes me agarró justo leyendo ‘Letters to a young contrarian’, un librito de Hitchens que forma parte de una colección que se llama ‘The Art of Mentoring’ y que son todos ‘Letters to a young [actor, lawyer, activist, gymnast!, escrito por Nadia Comaneci] basados, supongo, en las ‘Cartas a un joven poeta’ de Rilke. Me pareció que compartir algunas de las cosas que dice pueden servir para entender al propio Hitchens y, sin querer parecer exagerado, al propio TP.

En la página 102 (son 130 y pocas páginas de letra grande), Hitchens cuenta qué principios de la Izquierda todavía mantiene:
“I still find that the materialist conception of history has not been surpassed as a means of analysing matters; I still think that there are opposing class interests; I still think that monopoly capitalism can and should be distinguished from the free market and that ot has certain fatal tendencies in both the short and long term”. Pero, dice a continuación, “I have learned a good deal from the libertarian critique of this worldview”.

A lo largo de todo el libro, Hitchens insiste en que lo importante no es lo que piensa una persona, sino cómo piensa. Dice: “Beware the irrational, however seductive. Shun (evitá, escapale) the “trascendent” and all who invite you to subordinate or annihilate yourself. Distrust compassion; prefer dignity. Don’t be afraid to be thought arrogant or selfish. Picture all experts as if they were mammals. Never be a spectator of unfairness or stupidity. Suspect your own motives.”

Sobre los beneficios y los costos de pensar por uno mismo: “Well, no, I don’t think that the solidarity of belonging is much of a prize. I appreciate that it can bestow [conceder, entregar] some pride, and that it can lead to mutual aid and even brother- and sisterhood, but it has too many suffocating qualities, and many if not most of the benefits can be acquired in other ways”. Esto último, me parece, podría ir para Schmidt y los que, enojados, le piden que no se salga del rebaño.

Todavía no entiendo por qué Hitchens está favor de la guerra en Irak y de Wolfowitz en el Banco Mundial. Pero cada vez que lo leo, además de estar de acuerdo con él en muchas cosas (Terry Schiavo, Michael Moore, Juan Pablo II, Henry Kissinger, la Madre Teresa de Calcuta), siempre me parece que es alguien que va a buscar sus argumentos hasta el fondo de su cerebro, que reconstruye todo el proceso todo el tiempo, que no repite, y que es bastante honesto consigo mismo. Justo en el mismo día en el que José Pablo Feinmann dice, poniéndose colorado (de pasión), que sigue creyendo en el slogan sesentista de “Es preferible equivocarse con Sartre que tener razón con Aron”.

Lo de Feinmann se relaciona especialmente con lo de que “no importa qué piensa uno sino cómo piensa”. es mejor estar equivocado “desde adentro” (lo dice él mismo) que tratar de buscar la verdad.

Me acuerdo hace poco le pregunté a un amigo español, un progresista serio, que conoce los argumentos y los números, qué le parecía hitchens. y me contestó justo al reves de lo que le gustaría a hitchens, haciendo la lista de lo que piensa y no sobre cómo piensa: “me gusta cuando critica a la Madre Teresa, me pareció buenísimo el libro contra Kissinger, pero después he leído artículos suyos a favor de la guerra en Irak y contra la izquierda que me han sorprendido negativamente. típico de estos ex trotskistas que se
cambian de bando”, decía su email.


————————————

Del mismo autor:
Loser Wins
La izquierda del tenis
Qué silencio
Hernanii Mundial #15
Hernanii Mundial #14
Hernanii Mundial #13
Hernanii Mundial #12
Hernanii Mundial #11
Hernanii Mundial #10
Hernanii Mundial #9