Click here
Más Features

El fin de la vía (8) | El fin de la vía (7) | El fin de la vía (6) | El fin de la vía (5) | El fin de la vía (4) | El fin de la vía (3) | El fin de la vía (2) | El fin de la vía (1) | Néstor Kirchner, la (primera) película | Renuncio | Graciela Bevacqua | Testamento: 4.2 Memoria y Condición Humana |







Fútbol y Oportunismo Militante

2 03 2006 - 12:33

Publicamos (tarde) un comentario de Tomás Abraham sobre la nota de Hernanii. Faltan caps y esas cosas, pero así es el e-mail:

———————————————

No hay dos judíos progresistas, sino cuatro, los nombrados sorín y pekerman, a los que hay que agregar al nuevo jefe de gobierno telerman, y el que suscribe abraham ( noveno desciendiente de Sem, del barrio de Ur y ex jugador de Macabi). el problema es que no hay tanta coherencia en el paisanaje porque mi planteo es 8-1-1, y no me despierta simpatía riquelme ni el frepaso, aunque queria que la meijide fuera presidente y bilardo vice.

Respecto de bianchi, me hago eco del articulista, más aún siendo de vélez, pero con la dificultad que nuevamente las cartas se embrollan ya que carlitos hace obras en común con el otro judío progresista jorge guinsburg, a quien lo unen preferencias ideológicas y deportivas.

No quiero seguir con miguel angel russo, apellido que nos remite a una serie de resonancias que no vienen al caso.

La nota de hernanii es un desastre.

Tomás Abraham

———————————————

A Raffo se le perdió un daily que le había mandado Fernando Tebele. De la confusión salió este mail:

———————————————

Qué loco lo de La Nación. Al menos esperaba que acomodaran un poco el discurso con la hipocresía que reina en estos pagos.

Ayer fui al escrache a Videla. Estuvo bueno y bastante raro. Fue el que mayor convocatoria tuvo. Hace 4 años que voy a todos. En general somos: militantes sueltos (levanto la mano), partidos de izquierda y organismos de derechos humanos. Ayer me encantó que hubiera tanta gente no militante (se les nota en algo, no sé qué, que no lo son; bah, en realidad creo que se nos nota a nosotros que sí lo somos); pero además vino gente organizada que nunca antes había asistido: la jp (sí, sí, la mismísima) y barrios de pie y el mtd evita, piqueteros ellos, con sus consecuentes planes (personas que no entienden donde están porque a sus referentes no les interesa explicarles).

Es una práctica habitual de los escraches que sólo hijos lleve su bandera, los partidos no, porque se entiende que no es una lucha partidaria, sino de todos, anunciarles a los vecinos que tienen un represor viviendo cerca (en el caso de ayer, debe ser público, pero en otros menos conocidos los vecinos se sorprenden; ha habido casos en que se logró que se los echara de sus trabajos: el “turco” abdenur trabajaba como bombero de morón y seguridad en una sodería y, luego del escrache, lo rajaron y se tuvo que mudar).

Imaginarás que no fue fácil hacerles entender a las estructuras de izquierda que hay algo más importante que sus banderas rojas, pero se consiguió. Ayer, pese a lo que aparentemente habían acordado en la preparación del escrache, no hubo manera de lograr que los nuevos asistentes bajaran las suyas o dejaran de batir los bombos mientras se leía el discurso; sólo estallaron cuando, al leerse todas y cada una de las orgas que actuaron en los setenta, la chica de hijos gritó: “MONTONEROS”, al final de su emotiva enumeración.

Sabés, venía pensando en estos días que quizás era el momento adecuado para que las direcciones de algunas orgas reconocieran que pudieron haber salvado vidas de sus compañeros. Pensaba que ya casi no quedaba gente que creyera en los dos demonios, salvo famus y los mismos de siempre; en realidad, lo que a veces me molesta es la idealización de los muertos, porque puede ser recibida como una exaltación de la inmolación.

Una vez, la hija de Paco Urondo, la que dejaron en un hospital cuando se dieron cuenta de que habían caído en una cita cantada (Urondo murió asesinado allí, su mujer fue levantada y luego desaparecida), me dijo en la radio que les reprochaba a sus padres que hubieran apostado a la muerte más que a la vida y, paf, Angie asestó un golpe a esa idealización que yo también proponía.

En fin, luego de leer tu daily, y asistir al link editorial certificado por escribano, dudo de que sea el momento adecuado para hablar estas cosas. Tal vez sería como vos decís, otra vez los dos demonios.

También pienso que, por no haber hecho nunca esa autocrítica, los de ayer coparon el acto, cuando nunca, jamás, habían ido a ningún escrache, que mucho han tenido que ver para que la famosa opinión pública tomara conciencia de las atrocidades que no había podido/querido ver a tiempo. Ellos nunca estuvieron y, ayer, mucha gente habrá pensado que los escraches se los debemos a esos tipos, que se dedicaron durante el trayecto a matonear y pegarle a todo aquel que pretendiera pedirles que bajaran las banderas para que los de atrás pudieran ver, y no a las agrupaciones de hijos que inventaron esa fórmula de piedra libre para los asesinos.

Quizá te suene a interna boluda; probablemente lo sea; es más: es un detalle casi sin importancia; pero no pude más que unir el “hicimos todo perfecto porque dimos la vida por los demás”, con esa soberbia de que sólo ellos han hecho algo para que esto sea mejor. Mientras muchos iban a los escraches y militaban dos meses antes en el barrio para prepararlo, algunos de los de las banderas de ayer, estaban dentro del pj que destruyó al país en los noventa.

Fernando Tebele.

———————————————


————————————

Del mismo autor:
7. Dénouement
6. Noche
5. Tardecita
4. Siesta
3. Almuerzo
2. Matutinas
1. Residuo Nocturno
Al-Fon-Sín
Encuesta 2008: Resultados
Encuesta TP 2008