Click here
Más Features

El fin de la vía (8) | El fin de la vía (7) | El fin de la vía (6) | El fin de la vía (5) | El fin de la vía (4) | El fin de la vía (3) | El fin de la vía (2) | El fin de la vía (1) | Néstor Kirchner, la (primera) película | Renuncio | Graciela Bevacqua | Testamento: 4.2 Memoria y Condición Humana |







Precalentamiento: El título.

19 04 2006 - 01:57

En la última entrega revisamos la trayectoria de Li Bai, el gran poeta vagabundo. Dijimos entre otras cosas que se trataba del poeta chino más conocido, lo cual es rigurosamente cierto. Pero, antes de comenzar a leer a Li Bai, quisiera aclarar que, dentro de China, esa fama es menos exclusiva, y a distintas personas llega a gustarle más otro poeta, como Wang Wei o Du Fu. Ya tendremos tiempo de volver sobre ellos más adelante. Creo que para entender este panorama es justo decir que Li Bai representa un tipo psicológico muy particular, que semblanteamos parcialmente en el artículo anterior: el viajero, el rebelde, abandonado a los caminos, el vino, los amigos y la contemplación. Se trata, sin lugar a dudas, de un poeta sensual. Pero la tradición poética China nos ofrece otro tipo de personajes, los poetas solitarios, dados a la meditación individual, filosóficos, a veces vinculados al Taoísmo o al Budismo. Estas otras vertientes, claro está, son de innegable riqueza y no dejaremos que se nos escapen.

Volvamos pues sobre nuestro poeta primero. Li Bai. Esta lectura tendrá mucho de clase de idioma chino. Mi objetivo es demostrar que con la ayuda adecuada, un correcto análisis y algo de ganas, puede leerse poesía china en idioma original, sin saber una pepa de chino –hasta ahora. De este modo, además de ser unos capos totales, eludiremos el horroroso suplicio que significa leer las traducciones. Tortura múltiple y de mal gusto si las hay: en primer lugar porque es poesía traducida (puaj), luego, traducida del chino (comprenderemos muy pronto que esto merece un puaj puaj), y por último, sucede que los pícaros que se dedican a estas travesuras, suelen meter un poquito de pimienta mexicana, francesa o colombiana, según el caso, y más que traducir el poema parafrasean al autor original mandando un poco de fruta local, con olor a “lo que acá creemos que son los chinos” (triple puaj). Vamos a volver sobre estos tipos más adelante.

Nuestro primer poema será jing4 ye4 si1, el poema más conocido de Li Bai. Coincidentemente es un poema corto, de cuatro versos pentasílabos. Está bastante bien como para arrancar.

Imagino que en este punto ya varios estarán poniendo carita de oler caca, sobre todo al leer “jing4 ye4 si1”. Vamos a ver. El idioma chino se escribe con caracteres chinos, mal llamados ideogramas. Cada “ideograma” tiene uno o varios significados, y a veces varios caracteres juntos significan una cosa, muchas veces diferente a “la suma de los significados individuales” (sea lo que esto signifique). No importa mucho. Lo que importa es que existen los caracteres. Alguna vez, una persona, viendo un pizarrón lleno de caracteres me preguntó:

—Esas casitas ¿son todas iguales?

Otras posibles nomenclaturas que he acumulado con los años: cosos, cositos, bichos, letras, signos, patitas, cosos con patitas, casas, cuadraditos, pinchos, arañitas, computadoritas. Seguro que alguno, el más brillante, me lo olvido.

Bien. Los caracteres se escriben en la actualidad tal como nosotros escribimos: en líneas horizontales (renglones), de izquierda a derecha, y se arriba hacia abajo. Agreguemos a nuestro micro-curso de chino otro dato: cada carácter tiene una pronunciación monosilábica. Es decir, a cada carácter le corresponde una (bueno, casi casi siempre) sílaba. La recíproca no vale: hay unas 400 sílabas diferentes en el mandarín, contra algo así como 40.000 caracteres. Claro que este es un cálculo brutal y hasta inexacto, puesto que cuenta las diferentes grafías para un mismo signo. Digamos que la relación práctica es de 400 a 15.000. Eso es un poco más sensato.

Echémosle una mirada a nuestro poema:

Pueden verse cuatro líneas de cinco signos, y arriba otra línea de tres signos. Ese es el título. Escribiré a continuación la pronunciación de este poema en mandarín, en el mismo orden en que está escrito arriba:

jing4 ye4 si1

chuang2 qian2 ming2 yue4 guang1,
yi2 shi4 di4 shang4 shuang1.
ju3 tou2 wang4 ming2 yue4,
di1 tou2 si1 gu4 xiang1.

Sólo como un comentario menor, diré que hay muchas maneras de escribir la pronunciación del mandarín. Una muy natural, aunque algo compleja de leer es utilizar el alfabeto fonético de la IPA. Una porquería. Luego, uno podría mandar un poco de fruta y escribir “como suena”. El problema es que un oído que oye en español, no tiene como diferenciar entre sonidos similares a menos de una aspiración, ni como dar cuenta de la condición retroflexa de otros, y etcéteras varios. No va. Luego, están las transcripciones fonéticas. Nosotros utilizaremos la más importante y difundida, y de uso oficial en China, el Pin Yin. No nos interesa saber cómo pronunciar correctamente, tan sólo utilizaremos el Pin Yin para dar cuenta del texto y nombrar a los caracteres en nuestra discusión.

Nota! entre otras cosas, el Pin Yin introduce una marca especial sobre la sílaba que denota el tono (sí, el chino es un idioma tonal, con cinco tonos). Yo prefiero eludir el problema de las fuentes incompatibles y escribir un número al final de la sílaba.

Por ejemplo, veamos el título:

jing4 ye4 si1

se trata de tres sílabas, las dos primeras en el cuarto tono, y la última en primer tono. De paso, largamos con el poema. El caracter jing4 del título significa sereno, tranquilo. Es un adjetivo, categoría que existe en el idioma chino. ye4 es un sustantivo, y significa noche. Finalmente si1 significa pensar, considerar, extrañar, pensamiento, añoranza, y es un verbo o un sustantivo, depende.

La regla “0” del idioma chino es la siguiente: “el modificador siempre va antes que el modificado”. Luego, uno escribe linda-casa, mío-perro, alta-pendeja. jing4 ye4 tiene la siguiente lógica: (sereno (modifica a) noche). Sí: noche serena, noche tranquila. Ahora, esta estructura, a su vez, modifica a si1, pensamiento. Para no seguir metiendo ruido, transcribiré algunas traducciones conocidas de jing4 ye4 si1: “añoranza de la noche serena”, “pensamiento en la noche tranquila” “pensamientos en la serenidad de la noche”.

Podríamos discutir aquí cada caracter por separado, analizar su grafía, sus partes componentes, rastrear su historia y llegar hasta quién sabe dónde. En principio, la idea me atrae, pero trataré de contenerme, puesto que si hacemos un estudio transversal, en lugar de avanzar con el texto, podemos estar dando vueltas eternamente sobre estos tres signos. De todos modos, cuando valga la pena, nos detendremos sobre un bicho para contarle las patitas.

Otro comentario. Alguien, probablemente, se esté preguntando ¿cómo cornos se hace para saber cómo se pronuncia un caracter sin escribir la fonética, tan sólo viendo el bicho? No hay manera de saberlo. Hay que memorizar la pronunciación para cada caracter. Luego de cierto tiempo de estudio, entre tres meses y un año, uno comienza a ver una muy leve, casi imperceptible lógica tras la asignación de los fonemas. Pero todo eso es otro tema.

Lo importante es que ya podemos leer el título. jing4 ye4 si1. Disfrútenlo.

La próxima: las dos primeras líneas.


————————————

Del mismo autor:
Ferro Revisited
China es grande
San Mao
El Poema Completo
La Tercera Línea
Cuchara llena, cuchara vacía
La luna, la cama y el piso
Xiao Baroque
Hola Loco
Los Radicales