Click here
Más Features

El fin de la vía (8) | El fin de la vía (7) | El fin de la vía (6) | El fin de la vía (5) | El fin de la vía (4) | El fin de la vía (3) | El fin de la vía (2) | El fin de la vía (1) | Néstor Kirchner, la (primera) película | Renuncio | Graciela Bevacqua | Testamento: 4.2 Memoria y Condición Humana |







Diario del Mundial # 1.1

9 06 2006 - 11:59

Viernes 9 de junio. 15 hs.

1. Después del espantoso kitsch de la ceremonia inaugural (que hasta huele a nazi, pero hay que decir que la ceremonia inaugural del festival de Cannes no suele ser mucho mejor ni huele diferente), vino la fiesta de Alemania (4) Costa Rica (2), el mejor partido inicial en muchísimos años, que nos hace empezar el mundial con una amplia sonrisa.

2. Lo único que empañó este debut feliz fue la calidad de vida del interior argentino. Me disponía a elegir en qué canal ver el partido, buscando la mejor imagen, cuando descubrí que no lo daban las repetidoras de ninguno de los canales de Buenos Aires, sino el canal 98 que tiene una mala señal y que repite al 8 de Mar del Pata, que a su vez repite a Telefe. Con lo que aparecieron dos graves problemas. El primero es que no sé si en San Clemente se van a ver todos los partidos, lo que me produce un terror metafísico y que, además, obligaría a clausurar este diario apenas empezado. Lo sabremos dentro de un rato.

3. El otro problema es que tuve que soportar a Fernando Niembro, que tal vez sea la perfecta definición de periodista del presidente Kirchner: esos que “indignifican” la profesión. Persona vil y rencorosa, Niembro se dedicó a despreciar a ambos equipos por la sola razón de que la defensa alemana empleaba la técnica de adelantarse para dejar en offside a los contrarios, como alguna vez lo hicieran los equipos de Menotti. Por este viejo odio, Niembro le restó todo mérito a Alemania y castigó a Costa Rica con comentarios que bordearon el racismo (“tal vez en el Caribe se pueda jugar así, pero no acá en Alemania”). Pero no lo hizo ni una ni dos veces, fue una monserga permanente, del principio al final del partido. Una verdadera vergüenza.

4. Pero el partido fue muy entretenido y lo de Alemania una gratísima sorpresa. El técnico Klinsmann (que supo ser un jugador rebelde y es un tipo muy simpático) armó, contra la mala disposición de sus compatriotas, un equipo absolutamente generoso, de gran despliegue y permanente actitud ofensiva. Probó, además, algo muy interesante: que con los eternos grandotes alemanes se puede jugar al fútbol rápido y tocando y le cambió la actitud y el estilo a su equipo. Una Alemania con defensa floja y gran delantera, que puede golear y ser goleada es un regalo extraordinario para los que queremos pasarlo bien mirando el mundial y, por supuesto, una afrenta para los roñosos que viven predicando mezquindades. Alemania se ha ganado nuestra simpatía y esperemos que siga jugando así. Además, sin su figura Ballack, mostró además a tres mediocampistas muy interesantes, Schneider, Schweinsteiger Y Frings, un marcador de punta que se va muy bien al ataque como Lahm y que el goleador Klose no sólo es temible sino también capaz de un toque sutil como el del tercer gol. Costa Rica, por su parte, a pesar de los agravios de Niembro, no desentonó. Aguantó como pudo el huracán alemán, trató de tocar y, cuando pudo aprovechó los huecos de la defensa contraria para que el gran Paulo Wanchope mostrara su calidad haciendo dos buenos goles.

5. Elizondo se asoció a esta tarde festiva y dirigió muy bien. Tranquilo, seguro, acertando en las infracciones y sin cobrar pavadas. Debo confesar que me impresionó. Pudo aplicar las nueva disposición de FIFA que obliga al que comete una infracción a dejar la pelota (no está mal la idea) y así mostró su única tarjeta amarilla. Los líneas no estuvieron tan brillantes. Otero acertó en el primer gol de Costa Rica (que no fue off side) pero después cobró dos posiciones adelantadas que no eran. Su colega García permitió el segundo gol de CR en offside (por milímetros). Los dos se enfrentaron, uno en cada tiempo, con una defensa que se adelanta, lo que plantea jugadas difíciles de apreciar. Tampoco estuvieron tan mal.

6. Hasta ahora se va cumpliendo la predicción del Diario 0 en el sentido de que se trata bien la pelota (ambos equipos lo hicieron) y de que se hacen goles de media distancia (los dos golazos de Lahm y Frings respectivamente). Veremos como sigue todo esto. Hasta más tarde, si es que puedo ver Polonia–Ecuador.

Esta nota es parte de la Cobertura Obsesiva de Alemania 2006, a cargo de Quintín.


————————————

Del mismo autor:
Ultimas obsesiones
Fútbol por TV #9
Fútbol por TV #8
Fútbol por TV #7
Fútbol por TV #6
Fútbol por TV #5
Fútbol por TV #4
Fútbol por TV #3
Fútbol por TV #2
Fútbol por TV