Click here
Más Features

El fin de la vía (8) | El fin de la vía (7) | El fin de la vía (6) | El fin de la vía (5) | El fin de la vía (4) | El fin de la vía (3) | El fin de la vía (2) | El fin de la vía (1) | Néstor Kirchner, la (primera) película | Renuncio | Graciela Bevacqua | Testamento: 4.2 Memoria y Condición Humana |







Diario del Mundial # 5.0

13 06 2006 - 06:02

Martes 13 de junio. 9.30 hs.

1. Dado que el amigo Iglesias parece decidido a instalar la polémica mundialista en TP, acepto el desafío y paso, seguidamente, a refutar algunas de sus afirmaciones pero, con la hidalguía que me caracteriza, a darle la razón en otras.

2. En realidad, las pasiones no requieren de razones, pero así como conté por qué yo odiaba a los italianos, ¿me puede explicar Iglesias de dónde proviene su manía contra los checos? ¿Le sacaron una novia? ¿Le deben plata? Por otro lado admito que no soy imparcial cuando veo esa camiseta azul.

3. Me obnubilo, me dan cólicos, me amargo la vida. Así que es posible que los que acompañan a Totti y Pirlo en el mediocampo de Italia tengan algún talento que yo no he visto. Pero, por lo pronto, antes de lesionarse, el titular de uno de esos puestos era Gennaro Gatusso, el picapiedras más antiestético del fútbol moderno, un tipo que ni siquiera tiene cuello (de todos modos, es cierto, su exceso de fealdad lo hace simpático frente al narcisismo de los jugadores italianos). Y, además, le pido a Iglesias que les diga a sus amigos que, de vez en cuando frenen, hagan una pausa, tiren un caño, una pared, algo. La verdad es que no veo que este equipo italiano sea distinto. Pero, insisto, no soy muy objetivo en este rubro.

4. Respecto de los árbitros, creo que Iglesias tiene un punto. Salvo el patético mexicano, que cobraba mancha, el resto no sancionó tonterías y, hasta cierto punto, dejó jugar. Tanto en el gol australiano, como en las jugadas de presunto off-side donde los líneas no levantaron la bandera (ya hubo cinco goles que, en otro campeonato, hubieran sido anulados) se vio una saludable tendencia a no inventar infracciones y espero que dure. En cuanto a los penales, salvo el que ayer pidieron para Japón, no hubo ni siquiera presuntos penales, jugadas dudosas, nada, lo cual es algo rarísimo. Ni siquiera los comentaristas argentinos, que piden un penal a cada rato, pudieron despuntar el vicio. Lo que yo digo es que con estos partidos de señoritas es completamente absurdo que el promedio de tarjetas amarillas sea cinco. Por este camino, cuando los partidos sean eliminatorios y los jugadores estén más cansados, ese promedio corre el riesgo de subir a diez más un par de expulsados. No es razonable que la mitad de los jugadores, ni siquiera la cuarta parte sean amonestados en partidos como estos: es artificial y absurdo.

5. La seguimos después. Mientras en Alemania el calor arrecia, en San Clemente está nublado pero hace menos frío.

Esta nota es parte de la Cobertura Obsesiva de Alemania 2006, a cargo de Quintín.


————————————

Del mismo autor:
Ultimas obsesiones
Fútbol por TV #9
Fútbol por TV #8
Fútbol por TV #7
Fútbol por TV #6
Fútbol por TV #5
Fútbol por TV #4
Fútbol por TV #3
Fútbol por TV #2
Fútbol por TV