Click here
Más Mail

La bella y graciosa moza | But fear itself | Zurdos de mierrrda | El regreso del hijo de Fishbein ataca de nuevo | Avoid Suffocation | Mil años | Mail Eclesiástico | La luz que huye | Verdura | Salió el camello | 2x1 | Wassup |









Avoid Suffocation

Aug 22, 2009

Ni una nube en los South Downs. Tenemos reposera, pato en la parrilla y mosquitos mutantes, de este tamaño:

Por suerte son tarados, los mosquitos. Se los puede aplastar con un dedo, lenta y decididamente, como quien señala un ítem en el menú. Este mosquito. Este otro.

También tenemos botones de repuesto, esa vieja obsesión de Seinfeld, quien seguramente observaría con interés la advertencia en la bolsita que los contiene:

¿Avoid suffocation de quién? ¿Pulgarcito? A los mosquitos les queda chica, la bolsa.

Y por último, tenemos también —como siempre— mail atrasado, que ya intentamos contestar dos veces, dos personas distintas, fracasando. Noriega, con el daily más breve de la semana, fue también el destinatario de la mayor parte de los mensajes que llegaron. “¿Los vamos a contestar?”, preguntó. Sí, dije yo, pero mi problema es que, al decir todos lo mismo, consiguen que me den ganas de mandarlos a cagar. Lo cual, por supuesto, no es muy conducente. Por eso tengo que estar de muuuuuuy buen humor para contestar esas cosas…

“Ah,” dijo Noriega, “Entonces dejamelo a mí, ya viste que la paciencia es una de mis pocas virtudes.”

Lamentamos comunicar que Noriega tiene hoy menos virtudes que ayer. A las cuatro horas, mandó un mail diciendo:

Che, no me sale, me puse a escribir y es tan primitivo lo de estos tipos que te obligan a escribir a su nivel, todas banalidades que ya sabemos. ¡Me secuestraron las ganas de contestarles!

Pero como ya dijimos: ni una nube, pato, mosquitos mutantes. De excelente humor esta noche, todo es posible. Allá voy, empezando por dos exponentes del sector primitivo. Alfredo de Buenos Aires (después de pasar por mínimos filtros de ortografía y gramática) le dijo a Noriega:

¿Por qué adjudicarle el binarismo al gobierno? ¿Tambien son provocadores? ¿Toda acción provoca una reacción, si no hay accion hay omisión. Cuando hay acción hay reacción y a quién le cabe la palabra reaccionario sino a Grondona, periodista-golpista (redactor de comunicados),“chacareros” que apoyaron los golpes mas antidemocráticos desde 1976. Llambías honrando a Martínez de Hoz,etc.

Para no crear antagonismos no habría que enervar a los poderosos, asi seguimos a la orden de las corporaciones mediaticas expoagro, Clarinrural y otras instituciones que tanto hacen para la distribución de la riqueza. Y que se escandalizan por la pobreza. No te sentís neutral, o sea que elegiste algun lado. Decilo sin culpa, total…

En la misma línea, en la misma página, casi en el mismo cerebro, Rubén, también de Buenos Aires, dijo:

Entiendo que te preocupa el estado de las cosas, pero: Sos parte del discurso binario al que te referis. ¿“Creo que el discurso oficial ha fomentado esa mirada binaria”. ¿Y algún ejemplo contrario?. Sólo te preocupa lo de golpistas y oligarcas. ¿Que tal con hegemónicos o montoneros? No te podés poner en la mitad de la balanza. Entonces uno cree, se pregunta, si todos TODOS los que trabajaron o pueden llegar a trabajar en Artear u otra rama del MONO-polio (no-binario) se deben a la misma tijera aburrida, uniforme y sin originalidad.

Esta noche, por lo menos, nos parece que la cuestión —planteada en estos términos— se resuelve fácil:

1. ¿Por qué adjudicarle la mirada binaria al gobierno? Porque la difunde, la sostiene y la practica (al menos, esto último, en el discurso). ¿Hay otras personas, fuera del gobierno, que también la fomentan? Sin duda. Sobre todo los que se enganchan, desde la derecha, con paparruchadas de ese tipo. Ejemplo simple, para que se entienda: ¿por qué adjudicarle imbecilidad al Super Agente 86, si Sigfried no es precisamente una lumbrera? Bueno, los dos son tarados, claro. Ese era el chiste en Get Smart. En este caso ya hace rato que dejó de ser un chiste.

2. “¿Algún ejemplo contrario?” Sí, nosotros. Listo, ya está.

Más interesante, por excesivo, personal y apasionado, resultó como siempre Goma, músico ilustre de las nuevas generaciones. Goma nos quiere, pero nos quiere distintos, y se debate siempre entre intentar convencernos o intentar rechazarnos, y por suerte no consigue ninguna de las dos cosas.

Estuve leyendo las reflexiones de Raffo, tuve unos rounds con La Iglesia, ahora lei a este sorprendido Noriega.

Me parece que estén sorprendiendose de lo que pasa acá con los K. A ver, me gustaría ser algo más humano que oficialista en este caso. No sé si ustedes tienen ese espíritu pacifista y plural del que se jactan. Pero ¿no es raro? Todos nos hacemos los buenos cuando escribimos. Es cuestión de exacerbar en pos de un efecto estético. Nos hacemos los buenos o nos hacemos los malos.

Su postura a veces me dá un poco de vergüenza ajena. Y no es sólo porque todos los monos que bailan en este circo son o Anti K, o gorilones de profesion, o librepensadores (pero nunca un anarquista o un poeta del nihilismo más punk). Me parece que ustedes sueñan con un espacio donde hacer periodismo sea diferente. O eso creí yo como lector habitual. (…)

No podés echarle la culpa a Nestor que para vos todos los Kirchneristas son unos boludos o, peor aún, lo peor de un país que ya de por sí es bastante una mierda. En mi forma de ver las cosas ustedes no están dispuestos a aceptar que están formando parte del discurso mediático que está pidiendo la vuelta del Menemismo. No se lo pueden bancar y esgrimen una postura neutral que no existe. (…)

El kirchnerismo tiene la virtud de ser incómodo. Es incómodo para los peronistas, es incómodo para la izquierda. Es duro para muchos cuarentones tener que aceptar que muchas medidas en el fondo te caen simpáticas. Que la orientación de algunas políticas, por lo menos, a grandes rasgos, son interesantes. Yo creo que esto del fútbol es simplemente cultural. No entiendo cómo pueden disgustarse con el hecho de que las cosas cambien, que las reglas del juego empiezen a ser otras. Y ahi, cuando un tipo como vos Raffo, que creo que tenés buen corazón, se haya armando un sitio de periodistas que parecen defender a TyC Sports, aparece la completa realización de lo que te digo que para mi es, ni más, ni menos, el kirchnerismo.

Hay mucho ruido porque Nestor es un buen dirigente (bueno en términos de operatividad y de política práctica, no digo que es bueno como la sonrisa del niño Jesús al dar sus primeros pasos) y le está tocando el orto a gente que tiene guita. (…) Recomiendo, con mucha seriedad, que dejen de demonizar estúpidamente al Kirchnerismo, que no hagan del snobismo una forma de pensar la política. Y que sino, se la banquen. Se saquen la careta y acepten que están trabajando para que la derecha gobierne a este país. Porque los comunicadores deben de hacerse cargo del direccionamiento de la comunicación que proponen.
bq. Matensé, si quieren a la derecha, fumenselá. Ultimamente creo que nos merecemos una mierda como Macri. 

——————

Mi mamá, que tiene 80 años and should know better, se encontró el otro día en una sobremesa con parientes de derecha moderada, el tipo de gente que va a la iglesia, cree en la caridad y, grosso moddo, en el “sistema” porque nunca se le ocurrió que hubiera otra cosa. Estos parientes criticaban un discurso de CFK, especialmente su aseveración de que en Argentina el problema no era la pobreza sino “la inequidad”.

—Y es una gran verdad lo que dijo la Presidenta, —dijo mi mamá, minutos antes de darse cuenta de que era, en realidad, una gran mentira. O, por lo menos, un disparate.

“¿Y por qué dijiste eso?” quise saber yo después.

Aparentemente, para ubicarse en un polo opuesto al de ellos, para confrontar con una idea de la sociedad y del mundo que le resultaba inaceptable.

Pero no funciona así. No tiene por qué. “Yo creo en Satán.” “Ah, no: yo creo en los marcianos.” ¿De dónde salió la idea de que la demencia X habilita (genera, valida, promueve legítimamente) la demencia Y?

¿O se trata, tal vez, de doblar la apuesta, nomás, a ver quién dice más pelotudeces?

No cuenten con nosotros. O sí, pero blanqueémos el juego antes. Si estamos jugando a eso, acá en TP nos sobran elementos para participar. Tenemos bolsas de plástico de Pulgarcito, mosquitos mutantes, una disposición innata para el disparate.

Ganas de que nos gobierne la derecha, no. No tenemos. Por eso, por lo menos a mí, el gobierno me cae tan poco simpático.

Del mismo autor:
TP
TP no vuelve pero no consigue irse.
PS 01
La Educación de Pol Pot
Political Science 3x SOLD OUT
Sal
TPP 32 - Fausto en espera
We are closed
Postal de Correa del Norte
El Buenismo (versión documental)


————————————